Ir al contenido principal

Gran Poema de Victor Hugo Catalán..

TOMA.


Victor Hugo Catalán



Los estudiantes se han tomado la ciudad.

En general, los estudiantes no se toman la ciudad

En particular la ciudad

Se toma a los estudiantes,

Los zarandea un poco

A algunos los afloja en su afán

Los fuma

Los sube a su árbol de cristal

Y desde allí miran y dicen como hablando entre pájaros

Sabís culiao

Hay ke tomarse la ciudad

Y esto no reviste ningún acontecimiento extremo

A lo más un diario dice por una bocota de este tamaño

Los estudiantes se han tomado la ciudad

A lo menos un policía se queda pensando

Debí haber sido

Un estudiante de éstos

Y otro

Debí haber sido mejor estudiante.

Pero vamos al hecho de que los estudiantes

A esta ciudad sin destino

Tortuosa y con smog y vacía de margaritas

Y otras especies en extinción

Se la han tomado a lo largo y lo ancho

Como a una función cuadrática

O una ecuación de n incógnitas

La ciudad ha despertado un poco con el ruido de tambores

Que parecen venir del África septentrional como en los mejores tiempos

De esclavos

La ciudad ha abierto un ojo y le han caído escupos increíbles

Y en el oído le han tronado palabras de combate

Ya olvidadas

Con el estruendo de la marcha entrópica de los estudiantes

(podéis consultar un diccionario de física elemental)

Se han caído los primeros cuellos tiesos

Y han despertado ciertas momias en hibernación

Qué escándalo han dicho

Que atropello a las libertades de enseñanza con que los hemos educado tan perfectamente

Pero no hay caso porque los estudiantes decidida

E inapelablemente se han tomado la ciudad,

Las calles de la ciudad

Los edificios de la ciudad

El ruido y el silencio con que la ciudad confunde las cosas

se han tomado el pensamiento y razón

La conciencia tantas veces sorda ciega y muda de la ciudad

El corazón profundo donde van a morir los elefantes

Y desde allí se han levantado muertos

Fíjense bien se han levantado muertos humildes

Que nunca tuvieron oportunidad de vivir

Que nunca tuvieron oportunidad de morir

Que nunca tuvieron oportunidad de estudiar

Algunos fueron secretamente depositados- cualquiera diría que depositar es un acto de gente educada-

En fosas comunes

En honor talvez a que ellos los muertos

Eran hombres comunes

Mujeres comunes

Y fíjense aun más estos humildes muertos de la patria se han sentado a ver

algunos se han puesto de pie y han tomado banderas que habían sido también enterradas con ellos

Se han dado cuenta que mientras ellos aguardaban allí en sus prisiones subterráneas

los estudiantes se han tomado la ciudad

Y ellos están como no queriendo volverse a acostar en las tumbas

De su muerte desmembrada

Más bien están como queriendo salir jubilosos a andar

A cerrar barricadas

A cantar los viejos cantos de tiempos de estudiantes que alguna vez se tomaron una vieja ciudad

A comer de las ollas comunes de la calles tomadas

A gritar las consabidas consignas

Y avanzar a lo largo y a lo ancho del país

Y que éste camine detrás con sus pancartas y banderas de colores

sin volver a detenerse jamás.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

CRÓNICAS DE UN NAMPULKAFE RETIRADO : PICHI NÜTRAM I : EL DÍA EN QUE MON LAFERTE ME TOCÓ EL CULO. Por Javier Milanca

EL DÍA EN QUE MON LAFERTE ME TOCÓ EL CULO.
Por Javier Milanca Olivares


Resulta que el Liceo Politécnico de Illapel organizó un festival de la voz y entre sus invitados estrellas estaba un moreno famoso por su tema La Lombriz y por su afición a empolvarse la nariz (verso sin esfuerzo) además, de una cantante porteña con fama de wachaka, se llamaba Monserrat Bustamante. La tarde previa al festival se realizó una prueba de sonido bajo el sol carnicero Illapelino, yo estaba ahí porque sería el animador del evento y Monse no llegaba nunca y algunos fans la esperaban ansiosos. De pronto, entre el público conversando de hawaianas y lentes de sol baratos apareció ella como una diva de pobla- sound, con su caminar delicioso de choriza pulenta y famosa. Saludó a todos de beso y entre bromas y chuchadas probó sonido y sobre todo pidió un acompañante para cantar su último éxito radial, una canción a dueto con Santos Chávez (no el pintor, el cantante). No me sabía muy bien la letra pero con un papel…

PICHI EPEW: EL PEÑI RAMON QUICHIYAO

EL PEÑI RAMON QUICHIYAO
Por Javier Milanca Olivares
El peñi Ramón Quichiyao se puso niño y se puso manta de lana cruda y salió a escribir arboleando hasta que las propias cordilleras de Llifen aprendieron a cantar su antigua memoria. De más grande se puso profesor y manta de lino normalista y pizarreando en las escuelas hizo que las letras despertaran más temprano. Después se puso manta humilde y se puso escritor y fue elegido como el hablador de la selva valdiviana, el vocero de la Puihua Hembra, el cantante de los viejos de aserradero que se vuelven ñonchos de tanta máquina y chuecos de tanta Tota. Se puso un lápiz en la mano y otro en la oreja para ser el werken mojado de las hojas de Nalca, el representante por unanimidad de los esteros nuevos cuajados de berros y el contador oficial de las Chilcas coquetonas rebosantes de campanas. Y olvidado fue olvidando. Los que antes lo abrazaron no le devolvieron las brazos, los que lo aplaudieron no le devolvieron las manos y los que lo usaro…

PICHI EPEW: EL BOTAS BRAVAS

EL BOTAS BRAVAS.
El Botas Bravas lleva siempre a su paso un lustroso par de botas de goma, de copa larga para las humedades del invierno y recortadas a la altura del tobillo para que aireen de buena gana en verano. Jamás se las quita por miedo o devoción, no lo sabe, pero no quiere romper con lo que ya ha empezado. El Botas Bravas sabe cantar en Alemán pero los que lo escuchan con atención dicen que sólo son garabatos y palabras enrevesadas o tal vez un alemán muy antiguo. Esto al Botas Bravas le produce mucho encono. El Botas Bravas habla bien de las mujeres aunque haya aprendido en las canciones de cantina que se portan mal. Esto al Botas Bravas le produce mucha pena. El Botas Bravas dice que puede dibujar cagando con el culo, hace árboles de buena estampa y decorados animalillos de la selva y hasta algunas veces deja su firma marrón reseca en las veredas. Dice que es un depurado arte combinando oportuna comida y un buen pulso. Esto al Botas Bravas le produce mucha Bonhomia. Cuenta…