Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de diciembre 10, 2007

POESÍA Y BAR

CONVERSA DE LA CANTINERA CAMBOYANA PERUANA CHILENA


La cantinera apenas es una hebra mojada en la plea ciudad
Sus manos en jarras son una cruz de ruego para la procesión de los perdidos

Altiva ella a plena flor de taco y mini
Perfume para que explicar
de tajo y pierna

Vengan, vengan montones de humo
Traigan al hombro su soledad de faena
Aquí los espero mejor y mas chancha que nunca
Con un beso mordisco
Un lenguazo patada
Y un abrazo escupo

Flor y pérgola caliente
La Cantinera pavonea sus ojeras como condecoraciones
Saluda hedionda a shampoo la vida que pasa en una camioneta bacan

Heroica la hembra, ademanes de macho y baile de perra
hada madrina Piscola y hada madrina ponchera.

Ahí va la única, la descastada
La pedigueña
Dueña y señora de los obeliscos de sillas arriba de las mesas

Su entre pierna tiene garganta de mando
Una linterna con cuatro pilas
Huichipirichi, huichipirichi.

Enseñoreada de voz ronca y ceniceros podridos por los estropajos sangrientos

Le molestan las cruces no habla con crucificados,
pe…

PETROGLIFOS DEL CHOAPA

CANCIÓN DE LOS PETROGLIFOS DEL RIO
Allí, en plena patria que se llena
En medio del fulgor alado de los cóndores
Donde esconden sus semillas los zorros fugaces
El telar de los siglos llenó el viento
Con somnolientas construcciones de piedras.
Desde su inmovilidad de muelles cordilleranos
Se desprenden las preguntas como otra gota de agua:
La piedra en el aire el golpe
Donde el misterio?
Resuenan voces de magia
Sin descifrar.
Estrellas reflejan sus signos
Donde la mano?
Repite el cielo que vigila
Para no callar.
Lenguaje del rito antiguo
Letras silvestres
Diccionario escrito en la piedra
Que no se leer.
Primera canción
Memoria perdida, papiros del tiempo
Los signos del hombre son un monumento
los sabios dejaron como testamento.
Ofrenda de siglos desde el firmamento

Piedras que descubrieron el alarido del inicio
Allí estaban cuando el fuego era el aire
El agua la tierra.
La mancha gris de sus carnes al sol
Se agrieta en cada ventisca secular.
Los chuscos lagartos
Los severos guanacos
Quedaron petrificados de cara al un…