Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de abril 25, 2006

Y dios dijo ¡Hágase la luz! Y AHÍ MISMO QUE QUEDÓ LA CAGA

La Gabriela me habla desde su valle,
yo no la entiendo desde mis lluvias
herido bajo el ala
como el pájaro que se come las siembras del la chacarera pobre,
como el cabro chico que se roba las ciruelas del vecino,
como el Prometeo que se robó los fosforitos, de un dios que se quedó dormido de viejito,
Nos vamos quedando sin carne,
sin nervaduras
pero nos sobra el aire
y el sol inmaculado de ésta mujer que menstrua poemas todos los días
para que así sea, por que nos queda toda la poesía por detrás y por delante