Ir al contenido principal

POESÍA Y BAR

CONVERSA DE LA CANTINERA CAMBOYANA PERUANA CHILENA


La cantinera apenas es una hebra mojada en la plea ciudad
Sus manos en jarras son una cruz de ruego para la procesión de los perdidos

Altiva ella a plena flor de taco y mini
Perfume para que explicar
de tajo y pierna

Vengan, vengan montones de humo
Traigan al hombro su soledad de faena
Aquí los espero mejor y mas chancha que nunca
Con un beso mordisco
Un lenguazo patada
Y un abrazo escupo

Flor y pérgola caliente
La Cantinera pavonea sus ojeras como condecoraciones
Saluda hedionda a shampoo la vida que pasa en una camioneta bacan

Heroica la hembra, ademanes de macho y baile de perra
hada madrina Piscola y hada madrina ponchera.

Ahí va la única, la descastada
La pedigueña
Dueña y señora de los obeliscos de sillas arriba de las mesas

Su entre pierna tiene garganta de mando
Una linterna con cuatro pilas
Huichipirichi, huichipirichi.

Enseñoreada de voz ronca y ceniceros podridos por los estropajos sangrientos

Le molestan las cruces no habla con crucificados,
pero sí con la virgen que la bendice desde un calendario viejo donde los meses eran mejores.

Huichipirichi, huichipirichi.

Hada madrina caña
Bendice mi vida que se viene abajo igual que tus calzones anoche.

La Cantinera odia el sol por que no mira de frente
Anoche te bajaban todas las estrellas
¿Por que hoy día no te ayudan a bajar la cortina del local?

Comentarios

Anónimo dijo…
HERMOSO TU HIJO


SALUDOS
javamilanca dijo…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lion Chinaski dijo…
Me encantó este poema. Confieso que por la hora es el único que he leído, pero me gustó sinceramente. Mañana me detendré a leer tu poesía detenidamente.

Saludos desde Lima,

Lion
Ro dijo…
MILANCAAAA!!!! OLÉ TU POESÍA, QUE BUENO ENCONTRARTE Y SABER QUE SIGUES PA'LANTE CON ESAS ENORMES GANAS DE VIVIR, JA JA, UN GRAN ABRAZO Y FELICIDADES POR TU HIJO,
BESOS,
ROCÍO
rocioahumada@yahoo.com

Entradas más populares de este blog

CRÓNICAS DE UN NAMPULKAFE RETIRADO : PICHI NÜTRAM I : EL DÍA EN QUE MON LAFERTE ME TOCÓ EL CULO. Por Javier Milanca

EL DÍA EN QUE MON LAFERTE ME TOCÓ EL CULO.
Por Javier Milanca Olivares


Resulta que el Liceo Politécnico de Illapel organizó un festival de la voz y entre sus invitados estrellas estaba un moreno famoso por su tema La Lombriz y por su afición a empolvarse la nariz (verso sin esfuerzo) además, de una cantante porteña con fama de wachaka, se llamaba Monserrat Bustamante. La tarde previa al festival se realizó una prueba de sonido bajo el sol carnicero Illapelino, yo estaba ahí porque sería el animador del evento y Monse no llegaba nunca y algunos fans la esperaban ansiosos. De pronto, entre el público conversando de hawaianas y lentes de sol baratos apareció ella como una diva de pobla- sound, con su caminar delicioso de choriza pulenta y famosa. Saludó a todos de beso y entre bromas y chuchadas probó sonido y sobre todo pidió un acompañante para cantar su último éxito radial, una canción a dueto con Santos Chávez (no el pintor, el cantante). No me sabía muy bien la letra pero con un papel…

PICHI EPEW: LAS HERMANAS KONA Por Javier Milanca Olivares

LAS HERMANAS KONA.
Por Javier Milanca Olivares
Las hermanas Kona vivían solas. Aunque decir solas está demás pero es por esa mala costumbre de soledear a las mujeres cuando no tienen hombre. Y más encima ellas que no lo andan echando en falta ni lo andan pidiendo pues lo más bien entre las dos se saben tejer deleitosa compañía. Estas hermanas vistas de lejos parecían tener un transcurrir  enojón y bravo, pero miradas bien de cerca resultaban muy risueñas y parlantinas. Se decía que a veces, incluso, se ponían fiestongueras cuando la chicha de manzana les salía picantosa y espumarada como que se les subía al sobrado, y daban hasta de saltitos igual que esas chincolas colimochas cuando se alborotan con el grano.  Hay  que contar que se juntaban poco con la gente y era muy común verlas esperando micro en el  camino y aunque el carácter se les ponía arisco, igual daban los días y las tardes con mucha música y deleite. Eran  malencaradas en  la fila del banco, respingonas en la bodegas y mal…

LA FOTOGRAFÍA DE DON CRISTÓBAL

LA FOTOGRAFÍA DE DON CRISTOBAL. Por Javier Milanca Olivares En la primera fotografía está Don Cristóbal no se ve porque se puso de espaldas mirando hacia el lago. Yo miro el cerro Tralkan. El hombre que no verán en ninguna fotografía pero que ya se les dibujará en su imaginación es de baja estatura, con gruesas manos que tienen los duros de cuerpo y que le resaltan gigantes pues parece que hubieran pertenecido a alguien más grande. Es un viejo, pero mejor sería llamarlo sobreviviente, lo que no deja de ser una proeza por la vida llevada y lo trabajado de su humanidad que ahora descansa como una locomotora que hubiera cruzado un arenal. Habla fuerte porque perdió las escuchaderas de tanto aserradero y porque le gusta aparentar sordera por conveniencia. Tiene cejas abundantes, dice que son herencia de su mamita pero que no recuerda porque razón si ella siempre las lucía delicadamente cortadas. Me cuenta que el cerro que está enfrente de Riñihue se llama Maltusado, pienso que es en honor a …